Quienes somos‎ > ‎

Historia

RECORDANDO LOS INICIOS

En el año de 1967, por iniciativa de un grupo de profesores y estudiantes de música, nace la SCHOLA CANTORUM DE CARACAS, agrupación de voces mixtas que, estimulada con un sincero deseo de profundizar dentro del arte coral, va consolidando un equipo artístico y humano merecedor de los más altos reconocimientos y galardones internacionales.

Con el entusiasmo y la claridad propias de la juventud, vinculados por el amor a la música y en conexión con la época histórica que les tocó vivir, su presencia y su fuerza se basa no sólo en un repertorio estudiado y cuidadosamente seleccionado, sino en la imagen fresca ue proyectan, la innovación en la interpretación de formas musicales tradicionales, el cultivo de la música contemporánea, sus presentaciones ante las exigentes audiencias de Europa y Estados Unidos y el otorgamiento del Premio Nacional de Música en 1969 a su Director y fundador, Alberto Grau.

En el año 1974 luego del resonante triunfo en el Concurso Internacional de Coros ‘Guido D’Arezzo’ en Italia, ya que era la primera vez en la historia de este afamado certamen que un coro Latinoamericano ganaba el 1er Premio, se crea la Fundación Schola Cantorum de Caracas, organización institucional sin fines de lucro, orientada a la formación de niños, jóvenes y adultos en la música coral, como cantores o docentes. La Schola Cantorum de Caracas llega también un soplo de vitalidad al ámbito cultural nacional. Los fundadores estuvieron conscientes desde su primera aparición pública que un concierto, más que una ocasión para hacer oír redundante música bien cantada, se constituye en una valiosa experiencia docente.

CREANDO UNA FAMILIA

Conscientes de la necesidad de construir una gran familia coral en todo el país, en 1973 surge el MOVIMIENTO CORAL CANTEMOS, a objeto de estimular, promover, apoyar y desarrollar la práctica coral mediante la coordinación de festivales, talleres de formación para directores y encuentros corales, cuya programación se extiende todo el año. El Movimiento Coral Cantemos surge para promover los cantos comunes y estrechar lazos de hermandad coral.


Ese mismo año se funda la CÁTEDRA DE DIRECCIÓN CORAL, con el fin de preparar la futura generación de músicos que se dedicarán a esta disciplina y que serán la garantía del crecimiento de la gran familia coral. Esta labor pedagógica se irá ampliando y consolidando con el tiempo, hasta transformarse en un área fundamental dentro de sus actividades ordinarias, incentivando además la creación de otros organismos. Esta cátedra comienza a funcionar en la Escuela de Música Juan Manuel Olivares, convirtiéndose en 1974 en Escuela de Canto Coral, que en 1979 se integra al Conservatorio de la Orquesta Nacional Juvenil como Cátedra de Canto Coral; en 1985 sirve de base a la Licenciatura en Música, mención Dirección Coral, del Instituto Universitario de Estudios Musicales (IUDEM) (hoy UNEARTE) y en 1996, a la Maestría en Dirección Coral de la Universidad Simón Bolívar.

MOSTRÁNDONOS AL MUNDO

La Schola obtiene el primer premio en el XXII Concurso Polifónico Internacional Guido D'Arezzo. Italia, 1974
En 1974, gracias a la relevancia que tiene para Venezuela el éxito obtenido por la Schola Cantorum de Caracas en el XXII Concurso Polifónico Internacional “Guido D’Arezzo, (para la época el concurso coral más importante del mundo, donde la agrupación obtuvo el Primer Premio en la Primera Categoría -Polifonía- y el Segundo Premio en la Quinta Categoría -Música Folklórica-) surge la FUNDACIÓN SCHOLA CANTORUM DE CARACAS ( hoy FUNDACIÓN SCHOLA CANTORUM DE VENEZUELA), destinada a impulsar el movimiento coral en todos los rincones de Venezuela y mostrar orgullosa al mundo el avance obtenido en aras de procurar la integración de los pueblos en busca de la paz y la convivencia. Sus principales objetivos  son promover, desarrollar y estimular el movimiento coral venezolano y difundir el arte musical del país a través del canto coral. A esta Fundación se adscriben el Movimiento Coral Cantemos y la Cátedra de Canto Coral, ahora transformada en Escuela de Canto Coral, y en poco tiempo, la Fundación Schola se consolida como la institución más importante en el ámbito de la música coral en el país.

CRECE LA FAMILIA

Se crea en diciembre del año 1976 en el seno de la Fundación como una agrupación de voces mixtas, con el fin de estudiar, cultivar, interpretar y difundir la música latinoamericana de todos los tiempos. En 1981, se transforma en un coro de voces femeninas con el propósito específico de difundir en Venezuela el repertorio universal para voces iguales, poco conocido hasta entonces, y rescatar el repertorio de madrigales y canciones venezolanas compuesto para este tipo de agrupación. En poco tiempo la Cantoría Alberto Grau se transforma en uno de los coros artísticamente más prolíficos del país, así como de mayor reconocimiento a nivel mundial.

CONSERVANDO EL ACERVO

Paralelo al crecimiento de la Fundación Schola Cantorum, otras importantes instituciones corales venezolanas van consolidándose, surgen nuevos directores y compositores (productos de la Escuela de Canto Coral, en su mayoría). Se hace necesario preservar la historia muscial que se va construyendo y es así como nace, en 1978,  el ARCHIVO MUSICAL de la Fundación Schola, con el objeto de recopilar, organizar y poner a disposición del público, la mayor cantidad y diversidad posible del repertorio coral nacional e internacional de todas las épocas, contenido tanto en partituras como en grabaciones.

Originalmente alimentado con las obras montadas por los coros de la Fundación, ha ido desarrollándose y adaptándose a las crecientes demandas de sus usuarios y a los avances tecnológicos, para convertirse en el más completo del país y convirtiendo a Venezuela en el primer país afiliado a la red Música Internacional, una gran base de datos creada por la Federación internacional para la Música Coral,  y destinada a recopilar y organizar el repertorio coral mundial. La Fundación Schola asumió la responsabilidad de alimentar esta base de datos con títulos venezolanos y latinoamericanos, constituyéndose así, en elemento difusor de la producción musical de este continente.

¡TOCAR, LUCHAR Y CANTAR!

En 1979 se inicia una importante relación entre la Fundación Schola Cantorum de Caracas y la Fundación del Estado para las Orquestas Nacionales Juveniles e Infantiles de Venezuela. En virtud de esta relación, la Escuela de Canto Coral pasa a formar parte del Conservatorio de la Orquesta Nacional Juvenil como Cátedra de Canto Coral. La relación con la Orquesta y con otras organizaciones corales similares, como la Fundación Vinicio Adames y la Fundación José Antonio Calcaño, propicia el desarrollo y crecimiento del montaje sistemático de obras sinfónico corales.

A partir de 1989, la Cantata Criolla de Antonio Estévez bajo la dirección del visionario maestro mexicano Eduardo Mata, al frente de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, se convierte en un éxito artístico en escenarios nacionales e internacionales, en Holanda, Londres, México, Francia y España. Este montaje marcó el inicio de un larga cadena de montajes de las más importantes obras de la literatura sinfónico coral.

CREANDO REDES

En 1982 se funda la Federación Internacional para la Música Coral (FIMC) de la cual la Fundación es miembro fundador, con el propósito de facilitar la comunicación y el intercambio entre los músicos corales de todo el mundo. Desde 1987, Venezuela detenta la Vicepresidencia de la Federación por Latinoamérica, primero en la persona de Alberto Grau (1987-1995) y desde 1996 hasta 2002 en la de María Guinand. Desde, 2009, Cristian Grases, discipulo del maestro Grau forma parte del directorio de esta instancia, garantizando la presencia venezolana en este foro.

En 1990, por iniciativa de Alberto Grau desde la Vicepresidencia de la FIMC, comienza a celebrarse en los cinco continentes el Día Internacional del Canto Coral, siendo su objetivo fundamental un llamado a la paz, la fraternidad y el respeto a la Tierra, a través de la música y el canto.

MIRANDO A LOS MÁS PEQUEÑOS

En 1988 la Fundación amplía su red pedagógica con la creación del Taller Coral Pequeños Cantores de la Schola, con el objetivo de preparar musicalmente a niños con edades comprendidas entre los 3 y los 17 años. Allá los niños aprenden las nociones y conocimientos musicales a través del canto coral, en actividades productivas con aprovechamiento efectivo del tiempo libre. Este proyecto garantiza una enseñanza musical continua hasta la adultez, asegurando la preparación temprana de los futuros coralistas, directores, arreglistas y amantes de la música. Los profesores y asistentes pertenecen en su mayoría a las filas de la Schola Cantorum de Caracas y la Cantoría Alberto Grau, quienes empeñan su mejor esfuerzo en esta labor.

ACADEMIA BACH DE VENEZUELA

En 1993 se instala oficialmente la Academia Bach de Venezuela, con el apoyo de la Fundación Schola Cantorum y la Fundación del Estado para las Orquestas Nacionales Juveniles e Infantiles de Venezuela, CONAC y Fundaciones privadas, producto del inicio de relaciones con la Internationale Bachakademie de Stuttgart bajo la dirección del maestro Helmuth Rilling. El propósito es la formación de músicos, cantantes y directores en torno a la interpretación de la música de distintas épocas. Como parte adicional,  cuatro coralistas y directores sobresalientes representan a Venezuela en las jornadas anuales del proyecto orquesta y coro de la Academia Internacional, que se realizan en diferentes ciudades europeas.

AMERICA CANTAT Y SONGBRIDGE

En Abril del 2000, la Fundación Schola Cantorum de Caracas y la Fundación Movimiento Coral Cantemos, con el apoyo de la Organización Venezolana de Actividades Corales(OVAC), y los auspicios de la UNESCO, la Federación Internacional para la Música Coral(FIMC), la American Choral Directors Association(ACDA) y la Asociación Argentina para la Música Coral (AAMCANT), organizan en Caracas el Festival América Cantat III, Primer Encuentro Coral Internacional del Nuevo Milenio, donde se reunieron más de 2000 coralistas provenientes de todos los continentes, para hermanar sus voces en un canto a la paz mundial. Las jornadas de canto común estuvieron dedicadas a la paz mundial. Igualmente, se acogió el proyecto Songbridge 2000 propuesto por el maestro Erkki Pohjola (Finlandia) en el cual los protagonistas fueron los coros infantiles. Los coros que lideraron esta propuesta, fueron el Coro de Niños de Río de Janeiro (Brasil), los Pequeños Cantores de la Schola (Venezuela) y Des Moines Children's Choir (USA). Los talleres de preparación de obras estuvieron orientados a la difusión y estudio de la música coral de la región de América Latina y el Caribe. Por tratarse de la época de la Semana Santa, las iglesias y su feligresía tuvieron prioridad en la programación. Esta reunión mundial sirvió para proyectar desde América hacia el mundo un mensaje de paz y fraternidad, con la tarea de ir formando gradualmente un movimiento que contribuye a la instauración de una cultura de paz por medio del canto coral.

PASION SEGÚN SAN MARCOS

En Septiembre del año 2000, durante el Festival Europeo de Música organizado por la Academia Bach Internacional de Stuttgart, la Schola Cantorum de Caracas, conjuntamente con la Cantoría Alberto Grau, estrenan la Pasión según San Marcos de Osvaldo Golijov, bajo la batuta de María Guinand, como un proyecto especial con motivo del Año Bach. Esta obra ha recorrido las más prestigiosas salas de Europa, América y Oceanía, participando en los festivales más importantes del mundo musical, obteniendo en cada una de sus presentaciones las críticas más positivas por parte del público y la prensa especializada.  La más reciente fue en 2010 cuando la obra se presentó en el Festival "Americas and the Americans"  organizado por la Filarmónica de Los Ángeles partiendo de una iniciativa del maestro venezolano Gustavo Dudamel. Allí se realizó el lanzamiento de una nueva grabación en CD y DVD bajo el prestigioso sello Deeutsche Grammophon .


SCHOLA JUVENIL DE VENEZUELA

Como cúspide del programa coral infantil se creo la Cantoría Juvenil de la Schola (hoy Schola Juvenil de Venezuela), la cual ha sido dirigida por Joseline Ledezma, Doris Benmaman, Cristian Grases, María Leticia González, Ana María Raga y Luimar Arismendi (quien la dirige en la actualidad), contando siempre con la guía de los maestros Alberto Grau y María Guinand.

En el año 2002, la Cantoría Juvenil fue invitada al Festival Songbridge 2002, en Espoo, Finlandia, donde además de realizar una serie de conciertos, compartió con el Coro Tapiola de Finlandia y el coro de niños World Vision de Korea. Esta experiencia internacional ha dado pie a las posteriores invitaciones recibidas por nuestra agrupación para participar en distintos festivales y programaciones de conciertos en Europa. En el año 2010, salió a la luz la segunda producción discogràfica de la agrupación bajo el título de "Lo Bailas sin querer".

CONECTANDO CON LOS PUEBLOS HERMANOS


En el año 2003, la Corporación Andina de Fomento, dentro del marco de su programa titulado “Plan Musical

Juvenil e Infantil Andino”, bajo la Tutoría del Doctor Abreu, y mediante estrecha asociación institucional con la Federación Internacional para la Música Coral, la Fundación Schola Cantorum de Caracas y la Fundación Movimiento Coral Cantemos acordó la implementación del Proyecto “Voces Andinas a Coro” (VAC), con el fin de consolidar el movimiento coral de los países miembros. La creación de esta nueva plataforma musical en la región, impulsará con gran fuerza el crecimiento y la consolidación del movimiento coral en los países andinos, permitiendo a un mayor número de niños y jóvenes ser parte activa del mundo coral y recibir los beneficios de este maravilloso arte. Igualmente, estimulará a jóvenes músicos a dedicarse al estudio y la práctica de la dirección coral, lo cual permitirá expandir el canto coral con más fuerza y ahínco en cada uno de los países de la región.

Ya habiendo transcurrido una década del nuevo siglo, el reto de la Fundación Schola es sostener y continuar desarrollando al movimiento coral, no sólo como proceso de desarrollo socio-cultural ejemplar a nivel latinoamericano, sino como un importante elemento en la calidad de vida de los seres humanos.
Comments