Noticias‎ > ‎Lo mas reciente!‎ > ‎

DESPEDIMOS A DOS GRANDES DEL MOVIMIENTO CORAL LATINOAMERICANO: Waldo Aranguiz y Electo Silva.

publicado a la‎(s)‎ 30 may. 2017 20:39 por Andrés Ferrer
Despedimos el mes de Mayo de 2017 junto con la partida de dos grandes maestros del Movimiento Coral Latinoamericano, excelentes músicos, grandes docentes y por sobre todo, aguerridos entusiastas impulsores de este Movimiento.

El Maestro Waldo Aranguiz fue, uno de los más destacados músicos de la escena coral chilena.

Discípulo del maestro Mario Baez fue uno de los motores fundamentales en la formación del vasto movimiento coral chileno entre 19060 y 1970. Fundó y dirigió varias agrupaciones corales, considerando a la actividad coral no solo como una importante actividad artística sino como “una palance de elevación social”

Cuando se habla de la música coral chilena, el maestro Aranguiz es referencia obligada, cuando no existía nada de este repertorio en los escenarios, él se dedicó a hacer muchos arreglos corales de la música popular chilena, los cuales se interpretan hoy en los cinco continentes.

Poseedor de un gran carisma, además de dirigir sus agrupaciones se dedicó a la creación y consolidación de diversas organizaciones corales, tanto en su Chile natal como en el plano internacional.  Formó parte del grupo de directores corales que dieron forma a la Federación Internacional para la Música Coral, la organización más grande del Movimiento Coral en la escena mundial. No obstante, también impulsó y dio vida a la Asociación Latinoamericana de Canto Coral (ALACC) la cual agrupa a una buena parte del Movimiento Coral del Continente

Su colega Víctor Alarcon, lo define como " un verdadero prohombre de la cultura chilena, muy bondadoso, un representante del Chile de los 60, del Chile del sueño colectivo, igual que Fernando Rosas y Mario Baeza".

El otro maestro que nos ha dejado es el gran compositor, director y “padre del movimiento coral cubano”, Electo Silva. Desde la creación de su primer coro en 1955 “Cantores Polifónicos” , sus años al frente del Orfeón Santiago, el Coro Sirena y la Coral de la Universidad de Oriente, el maestro silva dedicó su vida al mundo coral.

Su nombre apareció constantemente como miembro del jurado de los más importantes concursos corales del planeta, o como tallerista o docente, compartiendo su vasto conocimiento del arte coral, con jóvenes directores, compositores y cantantes del planeta.

El maestro Silva obtuvo los más altos honores que confiere Cuba a sus músicos más destacados.

Tanto el maestro Aranguiz como el maestro Silva, fueron siempre grandes amigos de la familia Schola Cantorum, por lo que les recordaremos siempre, y honraremos desde  nuestra casa, la labor que estos dos grandes latinoamericanos han hecho por el desarrollo del arte coral en este pedacito de tierra, llamado Latinoamérica.

Maestros, descansen en paz, en el descanso de los guerreros que han cumplido su labor
Comments