Noticias‎ > ‎Lo mas reciente!‎ > ‎

Una experiencia de vida: La Schola Juvenil de Venezuela emociona y estremece al público europeo

publicado a la‎(s)‎ 31 ene. 2011 18:33 por Jesus Hidalgo   [ actualizado el 31 ene. 2011 20:04 ]
Publicado el 31 de agosto de 2010

La Schola Juvenil de Venezuela es la cúspide del programa “Construir Cantando” que desde hace 16 años desarrolla la Fundación Schola Cantorum de Venezuela.

Estos jóvenes provienen de los núcleos de Pequeños Cantores que la Fundación mantiene tanto en Caracas como en el interior del país. Además de constituirse en un coro de alto rendimiento vocal, son en los actuales momentos, los máximos exponentes del repertorio coral que incorpora la Eurritmia, aporte importantísimo que el maestro Alberto Grau ha realizado al desarrollo de la Música Coral.

Bajo la dirección de Ana María Raga y Luimar Arismendi, la Schola Juvenil interpreta un variado repertorio que va desde cantos ortodoxos del siglo IX hasta merengues y calipsos propios de nuestra tierra y de nuestro tiempo. Desde las gradas, muy atentos, los maestros Alberto Grau y María Guinand acompañan a la agrupación y a sus directoras apoyando el trabajo que estas realizan y brindando su apoyo para que la Schola Juvenil sea, el referente más importante de los coros juveniles de nuestro país y de buena parte del continente.

Roberto Medina como coordinador de la agrupación, Verónica Sosa y Víctor González como profesores de Canto y Laura Silva y Gilberto Barreto en el acompañamiento instrumental son el resto del equipo que hace realidad este mágico ensamble coral.

En el marco de sus programas de difusión de la música coral, la Schola Juvenil realizó su tercera gira internacional, con la finalidad de ofrecer conciertos en distintas ciudades francesas y participar en el prestigioso Festival “Choralies” en Vaison-la-Romaine.

Después de ofrecer un par de conciertos memorables en Caracas, los días 24 y 25 de Julio, a manera de Conciertos de Despedida, la Schola Juvenil partió rumbo a Francia. A su llegada a territorio francés se dirigieron a la ciudad de Montreuill, de donde es originario el Embajador de Francia en Venezuela Jean Marie La Foret, en la cual ofrecieron su primer concierto para el público galo, organizado por la alcaldía de la ciudad.

La calle frente a la alcaldía cerrada al tránsito vehicular. Las escaleras del edificio son la tarima en la cual, se ubican los niños y jóvenes que han viajado gran cantidad de horas y se aprestan con emoción para brindar su arte al público asistente. Poco a poco, el espacio se va llenando de público, los cantos del coro resuenan en todo el centro de la ciudad. Curiosos y aficionados se presentan para asistir al concierto.

“Olvide las ideas que usted recuerde sobre la música coral, la Schola Juvenil asume la música clásica con un entusiasmo comunicativo. Vestidos de pantalón negro, franelas blancas y bufandas de colores los cantantes regalan al público bien sea sus voces o la inmensa energía que transmiten al cantar. El grupo no se contenta solo con cantar, sino que baila, hace muecas, rie. Es teatral, es vivo e increíblemente contagioso. El público no se equivoca y los aplaude frenéticamente al final de cada canción.” Estas frases pueden leerse en el sitio informativo 93-Infos en la web, y describe de manera premonitoria lo que sería el resultado de esta gira de nuestra Schola Juvenil. Pasión, energía, alegría, y emoción. Con este preludio, ya se asomaba lo que veríamos en el resto de la Gira.

La vida de la tranquila villa de Vaison La Romaine evidencia un cambio significativo cada tres años cuando miles de coristas, cantores y músicos venidos de todas partes del mundo se dan cita allí para la celebración de las “Choralies”. Un festival coral en el cual durante diez días, las antiguas piedras del lugar se sacuden al ritmo vibrante de la música coral de distintos pueblos y culturas.

La participación de la Coral Universitaria Simón Bolívar bajo la dirección del maestro Alberto Grau en las “Choralies” de 1980, marcó el inicio de una relación de hermandad entre los coros venezolanos, particularmente los dirigidos por Alberto Grau y María Guinand y la Federación Francesa de Coros “A Coeur Joie”, organizadora de este Festival y de otros importantes eventos corales en Francia.

Un antiguo anfiteatro en el medio de esta villa romana es el escenario principal de este encuentro que sirve de termómetro de lo que está sucediendo en el escenario coral internacional y es también vitrina de exepción para los nuevos talentos que surgen. Las Choralies son también un espacio maravilloso para hacer nuevos amigos y reencontrarse con los antiguos.

En este escenario ancestral se realizó, el lunes 2 de agosto, el Concierto Inaugural del Festival en el cual tomaron parte como invitados de honor las noveles voces de la Schola Juvenil de Venezuela, bajo la dirección de las profesoras Ana María Raga y Luimar Arismendi. La prensa reseñó el concierto diciendo “Cuando los jóvenes venezolanos entraron se inundó el escenario de sol latino, de notas llenas de luz, entusiasmando al público... Así que está confirmado: los dioses, definitivamente, están con nosotros.”

La reacción entusiasta no se hizo esperar. Desde la primera pieza que interpretaron nuestros jóvenes hicieron levantar al público de sus asientos… Las 5000 almas que plenaban el Anfiteatro, sucumbieron ante la calidad de las interpretaciones y la energía desplegada por este emocionante y electrizante grupo. La actuación de nuestros cantores marcó el punto final de este Concierto en el cual compartieron con grupos de reconocida trayectoria como el Coro femenino “Calliope” dirigido por Regine Thódoresco y Sequenza 9.3 bajo la dirección de Catherine Simonpietri.

Conviviendo en carpas, bajo el calor del día y el frío nocturno de las corrientes europeas, nuestros jóvenes desarrollaron una rutina: A la mañana, el desayuno y salir (en pequeños grupos) a los distintos talleres que se dictaban en el Festival y durante los cuales aprenderían nuevos repertorios, trabajando con destacados directores de la escena internacional como Fred Sjoberg, Robert Ray, Kari Ala Pöllänen François Morel, Regine Théodoresco y la propia María Guinand . Después de compartir el almuerzo junto a los coristas de todas partes del mundo marchaban a los conciertos, unos días a cantar, otros días a escuchar el trabajo de otros coros y agrupaciones como el Coro de Cámara Tenebrae (Inglaterra), El Coro Nacional de Jóvenes de “A Coeur Joie” (Francia) The Real Group (Suecia) o Voces 8 (Inglaterra).

El miércoles 4 de agosto, la Coral Ave Fénix integrada por los cantores fundadores de la música coral en la Unversidad Simón Bolívar, quienes se dieron cita en Vaison la Romaine para celebrar el XXX aniversario de su primera participación en este encuentro, rindieron un sentido homenaje a una de las figuras principales del canto coral en Francia, Marcel Corneloup fallecido recientemente, al cual se sumaron para finalizar el concierto, los jóvenes de la Schola Juvenil de Venezuela.

El jueves 5 de agosto, la Schola Juvenil se presentó en el Gimnasio, con un concierto de repertorio completo en el marco de la programación llamada “Los conciertos de la tarde”. Como en un concierto de música pop, a la entrada de nuestros muchachos el público gritaba y aplaudía de manera emocionada, ambiente que se mantuvo durante todo el concierto, al final del programa el público seguía pidiendo más, por lo que nuestra agrupación realizó tres piezas de “encore” al igual que la noche inaugural, dejando siempre al público con ganas de más. Este concierto finalizó con la interpretación emocionada del merengue barinés El Periquito, en conjunción con la coral Ave Fénix, dirigida por Alberto Grau.

El viernes 6 de agosto los coros invitados al Festival se movilizaron a distintas poblaciones de la región de Provence (en la cual está ubicada Vaison-la-Romaine), para realizar conciertos dirigidos a las comunidades aledañas. Nuestra Schola Juvenil se presentó en la población de Cairanne, en un original escenario: una bodega de vinos. La sorprendente acústica del lugar hizo que nuestros cantores ofrecieran un concierto memorable para el público presente y para ellos mismos. Al final tuvieron oportunidad de compartir con el público presente quienes escucharon las últimas piezas de pié, mientras bailaban emocionadamente nuestras melodías tradicionales. Una experiencia inolvidable, sin lugar a dudas.

El sábado 7 de agosto fue un día de actividad muy intensa para nuestros cantores. Después del almuerzo tuvieron una presentación pedagógica en el escenario denominado Carre Jeunes (El lugar de los jóvenes). Allí compartieron su repertorio con el público asistente haciendo cantar y bailar a los presentes, al ritmo de las emocionantes canciones venezolanas y latinoamericanas.

Ese mismo día al finalizar los conciertos nocturnos la Schola Juvenil se presentó en el improvisado escenario de la Place Monfort, donde se reunían los cantores de todos los coros a celebrar antes de ir a la cama. Allí, la Schola Juvenil volvió a poner al público de pié y esa noche, nadie se fue a dormir sin haber bailado aunque fuera sin querer, con la emoción de nuestros jóvenes.

Durante estos días se presentaron en distintos conciertos los resultados finales de los talleres de montaje de obras, en los cuales los muchachos participaron durante la semana. Estos conciertos tuvieron lugar en la Catedral de Vaison, el Anfiteatrro romano y el Gimnasio.

Después del gran concierto de clausura del Festival el día 10 de agosto, partieron a la ciudad de Anzy le Duc, en las periferias de Lyon en cuya iglesia Románica, la cual data en su construcción desde los siglos XI y XII, ofrecieron el concierto de final de Gira, en el marco de la Temporada de Conciertos “Verano Musical en Anzy le Duc” organizado por la Asociación de Amigos de la Iglesia Románica de Anzy le Duc y la Sra. Anne Loyout, esposa del Embajador de Francia en Venezuela, quien presentaba un hermoso libro histórico sobre la Iglesia Romanica, con la finalidad de recaudar fondos para el mantenimiento de esta maravillosa edificación. En este concierto al igual que en los anteriores, los jóvenes cantores hicieron vibrar al público y el sonido de sus voces forma parte ahora de los sonidos que por cientos de años han inundado este espacio y quedado grabados en sus paredes de piedra.

Un broche de oro para una tournée que marca el inicio de la consolidación de nuestra agrupación más joven en el escenario coral mundial.

La Schola Juvenil ha podido realizar este proyecto, gracias al apoyo de numerosas organizaciones e instituciones públicas y privadas: Instituto de las Artes Escénicas y Musicales, Embajada de Francia en Venezuela, Federación Francesa de Coros “A coeur Joie”, Fundación MMG, Empresas Polar, Ministerio del Poder Popular para las relaciones Exteriores, Confecciones París, ISC Bunker Ramo, Equiofica, Airfrance y Movistar a quienes agradecemos su apoyo e interés para hacer realidad este sueño de tantos niños y jóvenes venezolanos.

Comments